Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. Más información

Aceptar

Los animales y la experimentación

¿QUÉ ES LA EXPERIMENTACIÓN CON ANIMALES?

La experimentación con animales consiste en utilizarlos para hacer experimentos en investigaciones científicas y militares. También los usan para enseñar al alumnado de algunos grados universitarios cómo funcionan los organismos vivos y hacer prácticas con ellos. La “vivisección” es una técnica de experimentación en la que se abren animales vivos para estudiar sus partes y cómo funcionan. Aunque les pongan anestesia y les den analgésicos los animales lo pasan mal para que los y las humanas los estudien.

Se calcula que más de 100 millones de animales vertebrados (desde peces cebra hasta primates no humanos) son utilizados anualmente para experimentos en laboratorios, al menos 11 millones de ellos son usados en la Unión Europea. También se utilizan muchos más animales invertebrados, como moscas y gusanos, pero estos animales no los cuentan como sujetos de experimentación porque casi no hay normas para usarlos y no se les incluyen en las estadísticas. La mayoría de los animales que usan en los laboratorios y en las universidades son criados en granjas específicas con las características que piden los y las investigadoras. Principalmente se utilizan ratas, ratones y conejos porque son fáciles de manejar, crían rápidamente y su manutención es barata. Pero también emplean otras muchas especies como monos, perros, ovejas, pollos y peces.

¿QUIÉNES SON LOS CONEJOS Y LAS COBAYAS?

Los conejos son animales mamíferos que despiertan mucha ternura. Tienen una piel suave y una naricita que no para de moverse. Son muy sociables y les gusta acurrucarse el uno junto al otro. Tienen personalidades individuales únicas y les encanta jugar, mordisquear y cavar. Quieren a sus familias, igual que tú quieres a la tuya.

Las cobayas tienen un carácter amistoso y sociable, aunque son muy miedosas y asustadizas. Tienen mucha energía que gastan jugando con sus compañeras y familias. La mayor parte del día la pasan haciendo cosas como mordisquear, acicalarse o limpiar sus madrigueras. Son bastante charlatanas. Se comunican mediante diferentes sonidos y cuando quieren expresarse gritan, rechinan, roncan y hacen una especie de canto.

¿CÓMO LOS TRATAMOS?

Los conejos y cobayas usados en experimentación viven en pequeñas jaulas alejados de la luz del sol y del aire fresco. No pueden correr o dar saltos por los prados ni sentir la hierba y la tierra bajo sus pies.

Algunos de los experimentos que hacen con conejos y cobayas en los laboratorios, incluyen meterles sustancias químicas en los ojos y aplicarlas en su piel para saber cuándo duelen.

Para probar un producto se requieren un mínimo de tres conejos. Primero les provocarán una dolencia y después probarán los medicamentos para curarlos. Los conejos se usan para hacer experimentos de colirios y pomadas en sus ojos, mientras que con las cobayas hacen dolorosas pruebas de alergias y de nuevas medicinas. Cuando acaban de hacer las pruebas matan a todas estas criaturas sensibles que no han muerto durante los experimentos.

Para dejar de usar animales en experimentación hay científicas que hacen investigación en métodos alternativos para acabar con esta práctica. Todavía hay pocas pruebas alternativas que sean rápidas y precisas en las que no se usen animales y hace falta que se dediquen más dinero a potenciar estas investigaciones.
 

¿QUIÉNES SON LOS GATOS Y LOS PERROS?

Los perros son animales muy sociables que necesitan vivir en grupo. Les gustan tener compañeros y compañeras con quién jugar, dormir juntas, salir a pasear y prodigarse muestras de afecto. Se hacen amigos de todo el mundo y pueden encontrar sus mejores amigas y amigos entre los seres humanos, las gatas, los mismos perros y otros animales, como las ratas, las aves o las vacas.

Los gatos también son animales cariñosos y juguetones, duermen muchas horas y no les gusta que les estén todo el día encima. Aunque son bastante independientes les gustan mucho las caricias y dormir sobre sus compañeras y compañeros. Uno de los lugares preferidos para dormir son las piernas de las personas humanas. No les gustan los ruidos ni el alboroto y, en general, tampoco que les hagan cosas como llevarlos a la veterinaria o darles medicinas cuando están enfermos.

Si quieres saber más cosas sobre los perros y los gatos haz clic en este enlace.

¿CÓMO LOS TRATAMOS?

En los laboratorios a los gatos y perros, pero también a los hurones, gallinas, ovejas o peces, les proporcionan sustancias que les hacen desarrollar dolencias muy graves, les hacen intervenciones quirúrgicas que por ellos mismos no necesitarían y otras tantas barbaridades.

En algunas universidades y hospitales también se utilizan animales para aprender y practicar acciones que formarán parte del trabajo.

La cría de perros y gatos para los laboratorios da mucho dinero y la vida de las madres es terrible. Las obligan a tener crías una y otra vez para quitárselas hasta que ya son viejas, para continuar pariendo cachorros fuertes y sanos, y las matan sin darles la oportunidad de vivir libres en una familia humana, excepto algunos pocos casos que sí van a parar a un hogar, pero debido a la presión de las entidades y de forma muy secreta.

¿QUIÉNES SON LOS PRIMATES?

Los primates son animales muy inteligentes, juguetones y muy sociables. En la naturaleza, pasan mucho tiempo con sus familias, cuidan de sus bebés, corren y saltan a través de árboles y muchos saben nadar. Tienen una vida muy rica, como la nuestra.

Utilizan diferentes sonidos, gestos y muecas para comunicarse. Pueden tener conversaciones sencillas y acaloradas discusiones, igual que nosotros. Las familias son atentas, es decir, que cuidan mucho de sus crías. Les enseñan todo lo que tienen que saber para vivir. Las crías de los primates son juguetonas y un poco traviesas, y a veces se persiguen entre ellas, haciendo que las madres y padres las riñan para poner orden como en este video.

A los primates les gusta mucho el contacto físico. Se acicalan entre ellos para sacarse la suciedad o los parásitos y también para demostrarse el aprecio que se tienen, hacer nuevas amistades y si se han enfadado así es como hacen las paces. Como tú haces las paces cuando te enfadas con tus amistades ¿Verdad?

Son muy inteligentes y tienen un gran cerebro que les permite resolver problemas, crear herramientas e inventarse juegos.

¿CÓMO LOS TRATAMOS?

La vida de los primates en los centros de experimentación es muy dura, triste y dolorosa. Viven en jaulas normalmente aislados de su familia y amistades. Los bebés que nacen en los laboratorios son arrancados de los brazos de sus madres, a menudo cuando solo tienen unos pocos días de edad, y nunca llegan a sentir el calor del sol en la cara ni pueden subirse a los árboles como lo harían a la naturaleza.

Los experimentos que hacen con ellos son crueles y les provocan mucho sufrimiento y a veces la muerte. Pueden hacerles tragar medicamentos para ver lo enfermos que se ponen, inocularles dolencias para después ver si los pueden curar con estos medicamentos. También los utilizan para testar productos y dispositivos médicos y farmacéuticos.

Se han utilizado miles de chimpancés que han sido infectados expresamente con el virus del SIDA en experimentos destinados a buscar una cura para esta enfermedad.

¿QUIÉNES SON LOS RATONES Y LAS RATAS?

Los ratones y las ratas son mamíferos con sistemas nerviosos similares a los nuestros. Sienten dolor, miedo, soledad y alegría del mismo modo que nosotros. Estos animales son súper sociables y se comunican entre ellos usando ultrasonidos que las personas no podemos oír. Tienen una rica vida emocional entre ellos, quieren mucho a sus familias y se hacen fácilmente amigos de otros animales, incluidos los humanos.

Las ratas sienten empatía por sus compañeras, además demuestran compasión, dejando de hacer cosas que les gustan mucho para ayudar a quién tiene problemas y está sufriendo.

Los ratones y las ratas viven por la noche, cuando sus territorios están más tranquilos. Les encanta pasar el tiempo con los y las compañeras, aunque a veces se peleen para ocupar el mejor lugar en la madriguera, pero son capaces de resolver sus problemas y continuar tan amigas. A los ratones y las ratas rescatadas les encanta acurrucarse en el regazo de las personas que cuidan de ellas.

Las ratas tienen una estructura social compleja, se organizan en clanes y tienen unos lugares sociales muy definidos.

¿CÓMO LOS TRATAMOS?

Cada año más de medio millón de ratas, ratones, hámsteres y otros roedores pierden su vida en experimentos hechos en los laboratorios de las empresas farmacéuticas y los diferentes estados. Como cuesta muy poco mantenerlos y son de fáciles manejar, se utilizan para todo tipo de experimentos.

Los ratones y las ratas son sometidas a pruebas muy dolorosas. Los privan de comer, de beber y de la compañía de sus semejantes, los infectan con dolencias muy graves y les hacen cosas horribles.

Se ha demostrado que muchos de estos experimentos que son efectivos en ratones y ratas no sirven en seres humanos e, incluso, pueden ser nocivos. Las ratas y ratones no son exactamente como nosotros y reaccionamos de formas distintas. Están saliendo nuevas tecnologías que mejoran los resultados, como programas de ordenador o cultivos de células, tejidos y órganos con los que no se tienen que utilizar animales.

DESCARGAR INFORME COMPLETO